Ir al contenido principal

HOLANDA Y ALEMANIA


FECHAS DE VIAJE: Septiembre de 2002.
COMO LLEGÉ: En avión desde Madrid a Ámsterdam con la compañía Transavia airlines. El billete me costó cien euros.
CON QUIEN VIAJÉ: Yo sola.
QUIEN ME ENCONTRÉ: Con mi amiga que vive en Gouda.
METEOROLOGÍA: Muy buena, la mayoría de los días fueron soleados y la temperatura era como de verano suave.
SITIOS VISITADOS: Gouda, La Haya, Utrecht, Hertogenbosh y Ámsterdam.
EN QUE SITIOS ME HE QUEDADO:
En casa de mi amiga en Gouda. En Ámsterdam en un hostel de mochileros en el centro y en un camping a las afueras de la ciudad.
LO MEJOR DEL VIAJE: El museo de Van Gogh.

INFORMACIÓN GENERAL DE HOLANDA:
Aunque ya había estado hacia pocos años en Holanda, quise volver aprovechando a visitar a una amiga, para visitar alguna cosilla que se me había quedado sin ver en mi viaje anterior.


Paisaje tipico holandes

La cosilla principal que tenía que visitar era el museo de Van Gogh y el viaje fue casi pensado casi sólo en ese objetivo.
Esta vez no encontré nada caro el país, como en mi viaje anterior, los precios eran mucho más asequibles, se notó en estos años la equivalencia del euro. En todos los servicios y baños de uso público hay que pagar, e incluso en los mismo baños de los restaurantes donde has comido, absurdo, pero cierto.
Lo bueno del país es que es pequeño y todas las ciudades están cerca y bien comunicadas por tren, por lo que es muy fácil llegar a los sitios y moverse por el país. Lo mejor para moverse entre ciudades es el tren, llega a todos los sitios con muchas frecuencias. El medio de transporte más común para moverse por las ciudades es la bicicleta, todo el mundo la utiliza y todas la ciudades están preparadas para ello con infinidad de carriles bici y sitios de aparcamiento. Para los turistas lo mejor es hacerlo caminando ya que en la mayoría de las ciudades todo lo interesante esta cerca.

Es fácil viajar por libre ya que todo el mundo habla inglés, lo hablan en todos los sitios, el nivel de inglés que tienen los holandeses es de los más altos de los países europeos de habla no inglesa.

El alojamiento es importante reservarlo con antelación, sobre todo en Ámsterdam que siempre está lleno.
Es un país muy seguro para viajar pero hay que tener mucho cuidado con las pertenencias en aglomeraciones y en los alrededores de las estaciones de trenes y buses.

HOLANDA PASO A PASO:
Ámsterdam, el tan esperado Van Gogh:
Llegué a Ámsterdam y estuve en la ciudad un día a la llegada y otros tres  días a la vuelta antes de coger mi avión.
Cuando llegue a Ámsterdam, lo hice sin alojamiento, entre unas cosas y otras no reservé, cosa que pintaba muy mal porque Ámsterdam es una de esas ciudades europeas que siempre están llenas y que es necesario reservar con antelación.
Llegue al aeropuerto y me fui a la oficina de información turística, donde evidentemente me dijeron que todo el alojamiento barato de la ciudad estaba ocupado. Me ofrecieron un camping a las afueras de la ciudad y tuve que decir que sí, porque no tenía otro sitio donde dormir.
Llegué al camping cogiendo un par de autobuses y preguntando a la gente, que siempre ayudan. Las tiendas de campaña eran muy grandes y había camas, tuve una tienda de campaña para mi sola, tenía miedo de pasar un poco de frio, pero no fue así. Además de tiendas de campaña también tenían a huéspedes en auto caravana. Sólo me quedé allí la primera noche ya que al día siguiente cambiaba de destino.
Los días últimos que pasé en Ámsterdam antes de mi vuelta a España los dediqué a mi museo pendiente, el museo de Van Gogh (que no visite en mi primer viaje), a pasear por la ciudad y a hacer compras, sobre todo ropa y además a muy buen precio. En esta ocasión había reservado con antelación mi hostel y estaba ubicada en todo el centro de la ciudad.


Centro de Amsterdam

Lo que más me gusta de Ámsterdam son sus canales y estrechas calles. La longitud total del sistema de canales de Ámsterdam es de 75 kilómetros y da origen a más de 1000 puentes. Con un nombre difícil de pronunciar, Grachtengordel, es la denominación del anillo de los tres canales más importantes de Ámsterdam. Fue diseñado en el siglo XVII para soportar el aumento de la población.
Pero si hay algo que llama más la atención todavía son sus casas flotantes. Actualmente se ubican en los canales de Ámsterdam más de 2500 viviendas flotantes.
Esta curiosa forma de alojarse surgió tras la Segunda Guerra mundial debido a la escasez de viviendas.  Una alternativa a la vivienda muy original.

Canales en Amsterdam

La Plaza Dam es la plaza más importante de Ámsterdam y uno de los sitios que más deseaba volver a visitar. En torno a esta plaza fue creada la ciudad y se encuentra rodeada de monumentos y edificios históricos, entre los que destacan el Monumento Nacional y el Palacio Real. El Monumento Nacional es un obelisco de 22 metros de altura que fue construido en homenaje a los soldados holandeses caídos en la Segunda Guerra Mundial. El Palacio Real, construido entre 1648 y 1655 de estilo neoclásico fue utilizado como Ayuntamiento en sus orígenes y actualmente es la sede de diversos actos oficiales. También destaca en esta famosa plaza la iglesia de Nieuwe Kerk.


Plaza Dam


Caminando por el centro de la ciudad la Plaza Leidseplein y sus alrededores constituyen uno de los centros de animación más atractivos de Ámsterdam, allí se encuentra el Teatro Municipal, un enorme edificio neo-renacentista construido en 1894. Es zona es también una zona con mucho ambiente nocturno. Durante el día esta zona está repleta de artistas y animadores de calle. Paseando por esa zona tuve mucho donde entretenerme.

Durante mi estancia en la ciudad pasé alguna vez por alguna calle del barrio Rojo, pero ya sin la intención de hacer una visita súper deseada como la primera vez que estuve en la ciudad. Como ya lo había visto y sabia lo que era, me limité a hacer turismo por la zona y llegar hasta la iglesia de La Oude Kerk (Iglesia Vieja) que se sitúa curiosamente en el barrio rojo y fue construida en 1302, siendo el edificio más antiguo de la ciudad.



Otros edificios que llaman la atención caminando por la ciudad por su diseño son el edificio del Rijksmuseum y la estación central de trenes de Ámsterdam, bastante bonita para mi gusto, además ambos edificios son obra del mismo autor.

La esperada visita al museo de Van Gogh me encantó, y este viaje estaba prácticamente destinado a ese objetivo, me encanta la pintura impresionista. El cuadro de los girasoles me encantó verlo de cerca, así como el de la habitación, del que me llevé una réplica a mi casa (de la tienda del museo).

Una cosa que me incomodo mucho de estar sola en Ámsterdam era que cuando me sentaba en algún banco en la calle, siempre venia algún hombre pesado, generalmente negritos a darme la brasa, eso fue súper incomodo, uno de ellos incluso me siguió y me tuve que meterme en un centro comercial.


Centro de Amsterdam

Otra de las cosas que visité que no había visitado en mi visita anterior a la ciudad fue el Mercado de las Flores, tan popular en la ciudad. Allí se puede encontrar todo tipo de flores, tulipanes de todos los colores, semillas de plantas muy variadas y artículos de jardinería.

También como visita nueva estuve en el Vondelpark es el parque más grande de Ámsterdam y el lugar ideal para caminar, pasear en bicicleta, practicar deportes..


Amsterdam

Al final de mi viaje, en el aeropuerto de Ámsterdam para la vuelta a Madrid, como tenía algo de tiempo hasta embarcar, subí a la terraza descubierta del aeropuerto y estuve un buen rato disfrutando viendo a los aviones despegar y aterrizar, es una terraza impresionante porque se ve a los aviones súper de cerca.

Gouda:
En Gouda es donde vivía mi amiga y quedándome en su casa utilicé esta pequeña y bonita ciudad como base para moverme por el país.


Ayuntamiento de Gouda

Gouda es una ciudad pequeña y mona, tiene una plaza central que llama la atención por el edifico tan precioso que tiene en su centro, el Ayuntamiento de estilo gótico del año 1450 y de los más antiguos del país. Es un edificio precioso, lo que más llama la atención es que está en el centro de la plaza y se le puede dar la vuelta.


Plaza Ayuntamiento Gouda

Otra cosilla de alto interés de la ciudad es la iglesia de Juan Bautista, que es muy famosa por sus vidrieras cromadas. La iglesia data del año 1553 y comenzó siendo una iglesia católica, pero con la reforma pasó a ser protestante.
El resto de la ciudad tiene un bonito casco histórico, unos bonitos jardines y canales con puentecillos al típico estilo holandés.


Paseo en bici a las afueras de Gouda

Salimos varias veces a pasear con la bicicleta por la ciudad y los bosques de alrededor. Allí pasé el día de mi cumpleaños y la madre de mi amiga y su pareja nos invitaron a cenar en un restaurante de la plaza central de la ciudad. Fue un detalle muy bonito.

Utrech, alrededor del Dom:
Aquí es donde trabajaba mi amiga y fui a buscarla un día a su lugar de trabajo, comimos juntas en un restaurante que tienen allí mismo para los trabajadores, (allí comen en media hora) y después salimos a visitar la ciudad.
Recorrimos todo el casco histórico de la ciudad que está alrededor del Dom, la altísima torre de la catedral de casi 113 metros de altura. La catedral es de estilo gótico y nunca fue terminada por falta de fondos. Después paseamos por sus callejas con canales y puentecillos y cenamos en una terraza de un restaurante al lado de uno de los canales principales de la ciudad. Hay unos recorridos que se pueden hacer en el casco histórico paseando al lado de canales circulares. También estuvimos en el parque Lepelenburg.

Hertogenbosh, desconocida, pero bonita:
A esta ciudad me llevó mi amiga ya que yo no la había oído en mi vida. Esta ciudad no es la típica ciudad turística pero es muy bonita. Lo principal de la ciudad es su enorme y maravillosa catedral gótica de San Juan del año 1220 situada en medio de la plaza principal. 


Catedral de Hertogenbosh

Lleva mucho tiempo contemplarla por todos los detalles arquitectónicos que posee. La catedral por dentro es enorme. Alrededor de ésta la plaza se encuentra rodeada de animados cafés y restaurantes. Otro edificio que también llama la atención de esta ciudad es su Ayuntamiento. La ciudad como todas las otras ciudades holandesas su casco histórico está lleno de canales, puentecillos y casitas típicas.

La Haya, desfile de la reina:
No había estado con anterioridad en esta ciudad y en mi segundo viaje no quería perdérmela.
Empecé la visita por el Palacio de la Paz es donde se encuentra la corte internacional de justicia y es uno de los edificios más bonitos de la ciudad. El edificio es de finales del S XIX y es el símbolo de la ciudad. Otro edifico que llama la atención de la ciudad es el Parlamento, es un edificio mastodóntico y sobre todo me encantó las fuentes y los jardines que lo rodean.


Palacio en La Haya

Ese día además coincidí con un recorrido de la reina de Holanda al Parlamento donde se iban a discutir los nuevos presupuestos generales. La ciudad estaba llena de gente y el recorrido tuvo lugar con un elegante desfile bandas de música y guardias a caballo… a la reina no se la vio porque iba dentro de una súper carroza.

Al mismo tiempo y en un parque de la ciudad, había un grupo de jóvenes protestando por esos presupuestos que se iban a proponer. En Holanda se vive mucho mejor que es España, pero está claro que todo es mejorable, aunque si comparamos la situación de los jóvenes en España con la de Holanda no tendrían de que quejarse.



VIAJE: ALEMANIA 2002, 
FECHAS DE VIAJE: Septiembre de 2002.
COMO LLEGUÉ: Desde Ámsterdam a Bremen en tren.
CON QUIEN VIAJÉ: Yo sola.
QUIEN ME ENCONTREÉ: Con un amigo.
METEOROLOGÍA: Muy buena, la mayoría de los días fueron soleados y la temperatura era como de verano suave.
SITIOS VISITADOS: Bremen y Hamburgo.
EN QUE SITIOS ME HE QUEDADO:
En casa de mi amigo en Bremen.
LO MEJOR DEL VIAJE: Bremen.

INFORMACIÓN GENERAL DE ALEMANIA:
Después de vivir en Alemania con mi familia de pequeña, no había vuelto a este país desde mi adolescencia y me apetecía volver a recordar viejos tiempos, es por eso que el título de este relato significa “el retorno”

Alemania es un país fácil para el viajero independiente. Aunque el idioma oficial sea el alemán, se llega bien a los sitios sin problemas ya que las señales son bastante entendibles. Están preparados para el turismo y en la mayoría de sitios hablan y entienden algo de inglés, pero todo depende de quién te toque, ya que comprar los billetes de tren en ventanilla puede llegar a ser algo complicado si no se sabe nada de alemán. Lo mejor es saber defenderse algo en alemán, yo pude practicar bastante ya que en ciudades no muy turísticas como Bremen, la gente no habla inglés, algo diferente es en Hamburgo al ser ésta una  ciudad más turística.
Alemania no es un país demasiado turistizado, aunque siempre hay turistas en todas partes nunca hay agobio.

El transporte público dentro de las ciudades funciona muy bien y lo más recomendable son utilizar metros o tranvías. Para viajar entre ciudades lo mejor es utilizar el tren, todas las ciudades están muy bien comunicadas. Los billetes de tren son caros y las prestaciones que te ofrece el viaje no son para nada excelentes.

La gente es muy educada y respetuosa y en general siempre ayudan. El talante de los alemanes en general es serio y se notó el cambio de los holandeses que no dejan de ser algo más simpáticos.
Es un país muy seguro para viajar y se puede viajar muy tranquilo, sólo hay que tener las precauciones básicas de cuando se sale de viaje.
No es un país barato sobre todo en cuanto a transportes se refiere, pero el comer te puede salir como en España o un poquito más caro. Hay mucha variedad de comidas, muchos restaurantes turcos y similares. Comer en kebabs sale más barato que en España al igual que comer helados.

ALEMANIA PASO A PASO
Bremen:
Bremen es una pequeña ciudad y es la ciudad portuaria más antigua del país. Su puerto es el segundo en importancia del país después del de Hamburgo. La ciudad está situada a orillas del rio Weser.
El casco histórico de la ciudad tiene mucho encanto y no sería lo mismo sin su famosa plaza del Mercado, rodeada de casitas típicas alemanas y su Ayuntamiento, una obra maestra del renacimiento. 


Plaza central en Bremen

Lo que más llama la atención de la plaza del Mercado es su catedral llamada la Dom St Petri, es una iglesia maciza del siglo XIII. La fachada tiene un bonito rosetón coronada por frontones y las dos altas torres a los lados. La catedral tanto por fuera como por dentro tiene mezclaros varios estilos de tantas remodelaciones que sufrió a la largo de su historia: restos renacentistas, barrocas, góticas…etc.

Caminar por las calles de la ciudad vieja supone un bonito paseo y se nota que es una ciudad muy tranquila. La mayoría de sus calles son peatonales, y concretamente en una de ellas se encuentra está la famosa estatua del cuento de los músicos de Bremen.

En las laderas del rio Weser existe una zona zona social y de paseo muy cuidada y bonita. Bremen es una ciudad muy animada con muchas terrazas y restaurantes sobre todo entre el casco histórico y la ladera del rio. También es una buena ciudad para hacer compras.

Bremen, estatua de los músicos

En Bremen me movía siempre por la ciudad en tranvía. Una de las veces que volvía a casa, decidí no comprar el ticket, ya que nunca lo pedían. Pero justo en ese viaje, aparece el revisor… me puse muy nerviosa, pero como estaba sentada al final del tranvía, tuve tiempo de reaccionar y de sacar de mi bolso un ticket anterior que aún conservaba comprado a la ida, como los revisores miran los tickets sólo por encima, coló y no me pusieron multa. Lo pase muy mal, nunca nunca lo vuelvo a hacer, nunca volveré a viajar sin ticket, me libre de una buena.
Un día fui de excursión a Hamburgo.

Hamburgo:
Hamburgo es la segunda ciudad más grande de Alemania después de Berlín. Su puerto está entre los primeros del mundo y la ciudad esta bañada por el rio Elba.
Tenía unas expectativas muy altas de la ciudad, había oído maravillas de ella y la verdad es que me decepcionó un poco ya que como ciudad no le encontré ningún tipo de atractivo.

Plaza del Ayuntamiento en Hamburgo

Saliendo de la estación de trenes me dirigí caminando a su plaza principal del Mercado, rodeada por edificios neoclásicos donde destaca su bonito Ayuntamiento con una torre de 112 metros. El edificio es de estilo renacentista, aunque la decoración de la fachada y de algunos interiores tienen también mezcla de barroco y clásico. El edificio alberga también el parlamento de la ciudad. Lo que me gusta del edificio por fuera en realidad es la mezcla de ese color verde que tiene tan característico.
En la misma plaza, por detrás del Ayuntamiento hay un paseo que da al rio por el que se puede pasear y hay unas escaleras donde se reúne la gente joven a charlar. Estuve un ratillo sentada en las escaleras al sol y la verdad es que se estaba de maravilla.

Siguiendo con la visita, se divisa la torre más alta de la ciudad que es la iglesia de San Nicolás, la catedral. Esta  iglesia sólo tiene una torre porque el resto fue destruido por las bombas de la guerra y la quisieron dejar así en honor a las víctimas de la barbarie. En lo alto de su torre tiene un campanario.

La calle de compras de la ciudad es la Monchkeberstrasse, es una larga calle peatonal y llena de vida. Es la calle que sale justo desde la estación central de trenes y llega a todo el centro. Aproveché también ese día para hacer unas compras. La ciudad es muy viva, está llena de gente y de terrazas, bares y restaurantes.
También me acerqué a ver el puerto, al embarcadero de Sankt Pauli, di una vuelta por allí y volví al centro a aprovechar a hacer mas compras.

FOTOS ANTIGUAS EUROPA


Comentarios