Ir al contenido principal

ESTADOS UNIDOS: NUEVA INGLATERRA

FECHAS DE VIAJE: Desde Septiembre de 2003 hasta septiembre de 2004.
COMO LLEGUÉ: En avión con Delta arlines desde Madrid a Nueva York JFK, y de Nueva York a Portland en coche.
CON QUIEN VIAJÉ: Yo sola.
QUIEN ME ENCONTRÉ: infinidad de amigos que fui haciendo en mi estancia en el país..
METEOROLOGÍA: En un año este punto daría mucho que hablar viviendo en el estado de Maine. Para resumir diría que el otoño duró poco pero fue precioso por la caída de la hoja y los diferentes paisajes de colores de los bosques.
El invierno my frio y largo, experimenté la temperatura más baja en mi vida, llegamos hasta los -25 grados centígrados. La nieve duró desde últimos de octubre hasta abril. En ocasiones eran tormentas muy fuertes de un metro de espesor, esas tormentas venían una par de veces al mes, duraban un par de días y los desplazamientos se hacían muy complicados.
Estuvimos con temperatura bajo cero de continuado desde el mes de noviembre hasta marzo. En enero y febrero podía hacer tranquilamente unos -15 grados a medio día.
Recuerdo en marzo cuando empezaron a suavizarse las temperaturas y había algún día que a medio día llegábamos a tener como dos o tres grados positivos, era un alivio salir a la calle con la cabeza destapada.
La primavera tardó bastante en llegar, pero cuando llegó se quedó, y por último el verano buena temperatura, sin calor sofocante, lo máximo a lo que llegamos serian a unos 32 grados de máxima.
SITIOS VISITADOS:   Portland, Estado de Maine y New Hampshire.
EN QUE SITIOS ME HE QUEDADO:
Viví en la ciudad de Portland, Maine. En el 723 de Riverside street, en el apartamento Nº 525. Una zona residencial de la ciudad. Los viajes que hice por los estados de Nueva Inglaterra, generalmente me quedaba en casa de amigos.

El bloque de apartamentos donde vivia


INFORMACIÓN GENERAL DE NUEVA INGLATERRA:
Este viaje se enmarca en un año de trabajo en Estados Unidos en la ciudad de Portland, Maine. Me fui con la asociación de educadores sociales de Estados Unidos, llamada ILEX, ellos preparan intercambios de trabajadores educadores en Europa para trabajar un año en Estados Unidos.

Por el trabajo de 40 horas semanales como educadora me pagaban casa y gastos, seguro medico, el viaje desde España y un sueldo entre 800 y 1000 dólares al mes.

Profesionalmente no aprendí mucho y fue un año muy relajado, ya que el ratio de educadores por niño es amplísimo y los chavales no son nada difíciles. Por otra parte desde España les damos mil vueltas en servicios sociales y educativos, por lo que no me preocupe mucho profesionalmente y más lo aproveché a aprender bien el idioma, viajar y disfrutar.
Lo bueno que tenía mi trabajo es que podía acumular horas y después pedirlas en días libres, ya que mi visado de trabajo sólo me permitía trabajar cuarenta horas semanales. Esta ventaja me ayudo mucho para viajar por el país.

Como es natural me tuve que comprar un coche a mi llegada al país, ya que en Estados Unidos sin coche estas muerto. Mi coche era un Pontiac 6000 color oro. Lo compré por 2000 dólares y antes de irme lo revendí por 1500. El coche se convirtió en mi segunda casa y llevaba de todo dentro de él, además como los coches son automáticos, se puede hacer de todo en él coche mientras conduces, yo comida, bebía y en los atascos hasta leía revistas y libros.

Mi coche un pontiac 2000

Todas las ciudades y sitios de Nueva Inglaterra están limpios y bien cuidadas y tienen muchas zonas verdes, es una zona con mucha naturaleza y se vive muy en contacto con ella.

En cuando a relacionarse y hacer amigos con la gente de allí es difícil, pero cuando los haces son para toda la vida. Me costó hacer amigos porque la gente de mi edad ya está toda casada y con hijos, las relaciones sociales fuera de la escuela y universidad son muy difíciles. Allí se casan muy pronto y mantienen los amigos del colegio o universidad, crear nuevas relaciones es difícil. Estuve muchos meses relacionándome sólo en un gueto de norte Europeos, sin embargo la llegada de la primavera ayudó a que los locales fuesen más amigables y abiertos y pude hacer varias amistades.

La gente es muy educada y  en general los residentes de Europa están bien vistos, cuando alguien preguntaba de donde era y decía que venía de España se interesaban y como que lo valoran bien. La gente es encantadora y siempre ayudan. Todo en América es grande, tamaño XXL y las personas tienen un espacio personal amplísimo.

Conduciendo por Nueva Inglaterra

Para moverse por Nueva Inglaterra es prácticamente necesario tener un coche. Sólo es posible moverse entre grandes ciudades en transporte público. También es muy normal hacer autostop o coger a alguien en el coche, de hecho yo hice ambas cosas un par de veces. Conducir por Norteamérica es muy fácil, las carreteras siguen los puntos cardinales y todo es muy intuitivo.

También te puede interesar:
Carnaval de invierno en Quebec
Maine: Stephen King y sus novelas de terror
Portland, Maine
Nueva York por barrios
Estados Unidos Costa Este
Washington DC la ciudad perfecta
Muir Woods: las secuoyas gigantes
San Francisco y la isla de Alcatraz
Estados Unidos costa Oeste
Portsmouth New Hampshire: a orillas del Atlantico

Comentarios