Ir al contenido principal

NORTE DE ALEMANIA Y EL JUTLAND DANES

FECHAS DE VIAJE: Agosto de 2005.
COMO LLEGUÉ: En avión de Ryanair desde Estocolmo a Lübeck.
CON QUIEN VIAJÉ: Yo sola una parte y otra con mi novio.
METEOROLOGÍA: Fresquita, entre 15 y 20º. Frio y lluvia, sólo un par de días soleados.
SITIOS VISITADOS: Flensburgo, Husum y Friedrichstadt, Hamburgo y Lubeck.

Alemania es un país fácil para el viajero independiente. Aunque el idioma oficial sea el alemán, se llega bien a los sitios sin problemas ya que las señales son bastante entendibles. 
Están muy preparados para el turismo y en la mayoría de sitios hablan y entienden algo de inglés, pero todo depende de quién te toque, ya que comprar los billetes de tren en ventanilla puede llegar a ser algo complicado si no se sabe nada de alemán. 




En las ciudades muy turísticas, no suele haber problema de idioma y es más, cuando me esforzaba y preguntaba en alemán, la respuesta me venía en inglés, eso era algo que realmente me sentaba mal, pero como digo, sólo pasa esto en ciudades muy turísticas, no en la Alemania profunda.

Alemania no es un país demasiado turistizado, aunque siempre hay turistas en todas partes, nunca hay demasiado agobio, salvo en algún punto en concreto.
El transporte público dentro de las ciudades funciona muy bien y lo más recomendable son utilizar metros o tranvías. Para viajar entre ciudades lo mejor es utilizar el tren, todas las ciudades están muy bien comunicadas. Los fines de semana hay disponible un billete especial de grupo donde pueden viajar hasta cuatro personas por un precio muy asequible. 
En esta ocasión no reservé hostel porque me quedé en casa de un amigo en la ciudad de Flensburg y fui haciendo excursiones por la zona. De todas formas no recomendaría ir sin reserva de hotel, ya que no abundan los hoteles baratos y una última hora siempre sale mucho más caro.

No es un país barato sobre todo en cuanto a transportes se refiere, pero el comer te puede salir como en España o un poquito más caro. Hay mucha variedad de comidas, muchos restaurantes turcos y similares. Comer en kebabs sale más barato que en España, lo mismo que comer helados.

Es fácil encontrar supermercados en cualquier parte, hay que tener en cuenta los horarios que tienen, ya que suelen abren y cierran pronto. En domingo todo está muerto y no hay nada abierto, ni siquiera farmacias, las ciudades mueren cuando el comercio cierra.


Comentarios

  1. papeleras rosas????????
    Bonito tranvía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Hector, ¿a que mola la papelera? en realidad no es rosa, es morada y me encantó el color, por eso subí la foto al blog. Gracias y un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario