Ir al contenido principal

RUTA POR ESTOCOLMO

Llegué a Estocolmo en avión desde Seúl, Corea, con la compañía Finnair haciendo escala en Helsinki y tres días después volví a Madrid con Iberia dando por terminado mi billete de vuelta al mundo. Este viaje forma parte de un billete RWT de vuelta al mundo, en mi deseado viaje de salir desde España en dirección el oeste y volver a casa por el este cruzando el Pacifico.
Había visitado ya Estocolmo en 2005 y esta era mi segunda vez en la ciudad. Curiosamente me alojé en el mismo hostel que entonces, aunque ahora estaba renovado: el City hostel, donde la relación calidad precio es inmejorable. No está en el casco histórico, pero se llega en quince minutos caminando.


Estocolmo es realmente una belleza nórdica de ciudad, y para ser la segunda vez que pisaba esta ciudad, me gustó más que la primera vez. Me imagino que una tercera visita seria más bonita aún que la segunda, en fin, que me encantó de nuevo pasear por las calles de la ciudad...
La diferencia más notoria que tuve respecto a mi anterior viaje, fue la del tiempo, en esta ocasión tuve la oportunidad de disfrutar de sol y buenas temperaturas.
Durante este viaje encontré que la ciudad no era tan cara como lo era en el año 2005, en mi primera visita, y es que la visita a estos países nórdicos se ha ido haciendo cada vez más asequible para los países del sur de Europa por la entrada del euro.

La ciudad de Estocolmo está edificada sobre 14 islas unidas por 57 puentes, por lo que caminar por la ciudad es ir pasando por sus diferentes islitas que forman a su vez ríos y canales que adornan los bonitos edificios de la ciudad. Aunque yo ya conocía la ciudad, mi marido era la primera vez que la visitaba y por supuesto quedó maravillado con ella.

El primer paseo a mi vuelta a Estocolmo se lo dediqué al barrio viajeo de Gamla Stan. Es un barrio muy bien conservado y es de las principales atracciones turísticas de Estocolmo. Los orígenes De la ciudad se remontan aquí, en este barrio y es por eso que tiene tanta importancia histórica para la ciudad. 


Casco histórico Estocolmo
Ayuntamiento de Estocolmo

Uno de sus edificios más emblemáticos es el de su Ayuntamiento, que lo corona su aguja dorada que es una de las siluetas más conocidas de Estocolmo. El ayuntamiento de Estocolmo es uno de los principales ejemplos del país de edificación en estilo nacional-romántico. Este característico edificio no me parece un Ayuntamiento sino una iglesia, me es difícil imaginar que detrás de la suntuosa fachada hay tanto oficinas y locales de reunión para políticos y funcionarios.

Caminando por todo Gamla Stan y el vecino Riddarholmen es como ver un museo viviente por el que se puede caminar cómodamente, lleno de puntos de interés turístico, atracciones, restaurantes, cafés, bares y tiendas. Las serpenteantes callejuelas adoquinadas, con casas en todas las tonalidades de amarillo, han dado a Gamla Stan un carácter único. Detrás de las fachadas se pueden encontrar aún hoy sótanos abovedados y pinturas al fresco de la Edad Media. Pipi calzaslargas es originaria de Suecia, todo lo que se quiera encontrar de este personaje lo tienen en las tiendas del casco histórico.

Vistas del casco historico


En Gamla Stan hay varias hermosas iglesias y museos. La catedral de Estocolmo conocida en Suecia como Storkyrkan (literalmente Gran Iglesia) o Sankt Nikolai kyrka (Iglesia de San Nicolás), es la iglesia más antigua de Estocolomo.
La iglesia, de una sola torre y de inconfundible estilo barroco, está construida de ladrillo repellado y pintados sus muros de amarillo con detalles en blanco.

Västerlånggatan y Österlånggatan son las calles principales del barrio histórico y es un gusto pasear por ellas. Más adentro, a lo largo de la actual Prästgatan, estaba la muralla que en su día rodeaba la ciudad. En medio de Gamla Stan se encuentra Stortorget, la plaza más antigua de Estocolmo, es el punto central del casco histórico y el más significativo.

Vista de la torre de la catedral desde el casco historico


Plaza Stortorget en Estocolmo

Otras iglesia que llama la atención en el casco histórico es la Iglesia Alemana de Estocolmo, conocida como Tyska Kyrka, se encuentra en la isla de Gamla Stan, el núcleo más antiguo de la ciudad. La Iglesia Alemana, que venera a Santa Gertrudis, se construyó gracias a unos mercaderes alemanes en el siglo XVIII.

Cambiando las callejas y las iglesias por algo más señorial, nos encontramos con el gran  Palacio Real de Estocolmo. Se dice que es uno de los palacios más grandes del mundo, con más de 600 habitaciones. El palacio fue edificado en su mayoría durante el siglo XVIII en estilo barroco italiano.


Iglesia Alemana de Estocolmo
Palacio Real de Estocolmo

Uno de los sitios claves donde no estuve en mi primera visita a la ciudad, es el mirador llamado Katarinahissen. Subir es gratis y se llega subiendo por un ascensor que hay en plena calle. Se trata realmente de una estructura metálica que te sube a un punto más alto que tiene la ciudad. Desde arriba las vistas de la ciudad son impresionantes, nos hartamos de hacer fotos a esta preciosa ciudad.

Vista de Estocolomo desde el mirador

Saliendo ya de la isla principal de la ciudad, Djurgarden, es una de las islas de Estocolmo, que reúne las principales atracciones turísticas de la ciudad. Aquí se encuentran el Museo Vasa, Skansen, el Museo Nórdico, el parque de atracciones Grona Lund, así como un gran parque de paseo donde merece la pena pasear, para contemplar la ciudad desde otro ángulo. Vayas donde vayas por esta ciudad siempre se consiguen buenas vistas.
Otras de las atracciones de la ciudad y de las cosas que particularmente me gustan más de la ciudad es su puerto. Pasear por las orillas del puerto con las vistas a la antigua ciudad es espectacular. Algunos de los barquitos que están atracados allí tienen sólo la finalidad turística de restaurantes o hoteles.


Vistas de la ciudad de Estocolomo

La ciudad también tiene su zona nueva, sus amplias avenidas y sus calles peatonales y comerciales repleta de gente. De hecho como esta era mi segunda visita a la ciudad, me paré más en esta zona que conocía menos de mi anterior visita. Definitivamente visitaría la ciudad más veces, Estocolmo es de mis ciudades preferidas en Europa. 

FOTOS DE ESTOCOLMO

Comentarios