20 de junio de 2016

EREVAN, CAPITAL DE ARMENIA

Llegamos a Ereván, (o Yereván) la capital de Armenia desde Batumi en Georgia en un cómodo viaje en tren nocturno de 16 horas de duración.
Para llegar a nuestro hostel cogimos el metro, era muy temprano (las 7:30am) y enseguida nos extrañó que no había gente en el suburbano. Llegamos a la plaza de la República, muy cerca de donde nos alojábamos y tampoco había nadie…. ni un solo coche… cuando llegamos al hostel preguntamos si hoy es fiesta y nos dicen que no, que tan solo son las 8 am… nos quedamos desconcertados… 


Plaza de la República en Ereván, Armenia

El día en Armenia comienza muy tarde y es muy largo….todo lo contrario que en Georgia donde desde el amanecer ya hay movimiento en las calles. Esta sería la primera de muchas
diferencias que no esperaba encontrarme entre estas dos repúblicas.

Ereván es una capital que a simple vista puede parecer fea y sin encanto, en parte es verdad ya que no es una ciudad que destaque arquitectónicamente hablando: Está un poco decaída y descuidada, pero hay que encontrarle su encanto en las terrazas, en la gente y en su ambiente europeo, que es lo realmente llamativo de esta ciudad. Además siempre pienso que cualquier capital de país es interesante aunque no tengan cosas atractivas para visitar.



Plaza en Yerevan Armenia

Ereván sin embargo tiene una ventaja muy grande para el viajero, especialmente si se viaja con niños: es muy buena ciudad para utilizarla como base para hacer excursiones, ya que desde allí se puede llegar en excursión de un día a la mayoría de los sitios turísticos de Armenia.
Eso hicimos nosotros, dedicamos un día para visitar la capital, pero estuvimos allí alojados varias noches haciendo excursiones. Como estas excursiones en su mayoría no nos ocupaban todo el día, por la tarde-noche disfrutábamos de la capital, y tanto y tanto paseé por Ereván… que hasta le encontré su encanto y puedo decir que me gustó mucho esta ciudad.

Calle peatonal en Yerevan, Armenia

Un buen sitio para comenzar la visita por esta capital es la plaza de la República, el eje de la ciudad. Esta plaza esta repleta de banderas armenias y allí se encuentran importantes edificios como la galería Nacional de Armenia entre otros.

Justo al lado de la plaza de la República visitamos un parque nuevo con una exposición permanente al aire libre de antiguas cruces de piedra armenias que se acababa de inaugurar. Estas piedras se denominan “Khachkars” y fueron esculpidas por artesanos a mano, algunas de ellas datan hasta del siglo XIII. Muy interesante ver estas antiguas reliquias que cumplían funciones de pequeños lugares de culto; seguiríamos encontrando las llamativas Khachkars a lo largo de todo nuestro viaje por Armenia.


Khachkars en Armenia



Khachkars en Armenia

No muy lejos de allí se llega a la Catedral que resplandece imponente en lo alto de una colina. La catedral está dedicada a San Gregorio el iluminador (el monje fundador del cristianismo en Armenia) y celebra los 1700 años de la Armenia cristiana. Esta catedral para mi representa la Armenia moderna: la República, ya que su construcción data de después de que el país consiguiese su independencia de la Unión Soviética. Su interior aunque muy grande es de corte simple, y como siempre en la religión cristiana armenia, no hay esculturas, tan solo pinturas.


Catedral San Gregorio Yerevan

Paseando por la ciudad nos encontramos largas y anchas avenidas terminadas en plazas donde se sitúan las típicas esculturas de los héroes que nos recuerdan a la antigua URSS.
Edificios ahora abandonados que se mezclan con otros edificios mastodónticos y de corte soviético, como es el caso de la Opera-teatro de Ereván.
De 1933, construida bajo el dominio soviético y al igual que todos los teatros y operas que nos hemos encontrado en todo nuestro viaje, esta ópera dispone un gran repertorio.
Esta mole de edificio se encuentra situado en un gran parque ideal para pasear y con actividades para niños.


Opera teatro en Yerevan Armenia

Alrededor de la opera prosperan los cafés y es zona más chic de la ciudad, con tiendas exclusivas y boutiques. Estas terrazas súper elegantes contrastan muchas veces con el decaimiento de la ciudad.
Por otra parte, la vida nocturna forma una pieza muy importante de la cultura  y durante todo nuestro viaje por Armenia nos dimos cuenta de lo tarde que comienza todo y de cómo se vive la noche… a los armenios les encanta salir por la noche y no madrugar por la mañana.

Una de nuestras visitas en la capital fue a la Mezquita azul, la única mezquita en Ereván con una gran cúpula azul decorada al más puro estilo árabe y un minarete. Solo se puede ver por fuera y pasear por su patio. Esta mezquita data del 1766 y es un testigo de la importante comunidad de iraníes que huyeron de la diáspora refugiándose en Ereván.


Cúpula mezquita de Erevan Armenia

En nuestro paso por Ereván vimos varias iglesias cristianas armenias, una de ellas y la más encantadora es la iglesia de Zoravor,  un poco difícil encontrarla porque se halla escondida en un patio de vecinos, pero se llega. Esta iglesia es la más antigua de Ereván fundada en 1694 sobre la supuesta tumba del apóstol Ananías. Tiene una arquitectura muy simple armenia y en su interior le delatan los años por su rudeza. A sus alrededores los vecinos tienden ahora la ropa en el patio con una predilecta vista. Esta decorada con khachkars talladas del siglo XIX.

Iglesia Armenia Zoravor Yerevan

Otra de las iglesias más notables o más  bien “capillita” es la de Katoghike, del s XIII, a la cual no pudimos entrar porque estaba cerrada por obras. A su lado resalta  el novísimo complejo de Santa Ana con tan solo 2 años de antigüedad que hace las funciones de iglesia para congregar a los fieles.

Una de las atracciones más importantes de la ciudad son “Las cascadas”; Estas cascadas las conforman multitud de fuentes que decoran una gran escalinata que sube hasta el monumento conmemorativo del 50 aniversario de la república de Armenia que aún se encuentra en construcción.


Las cascadas de Yerevan Armenia

Subí hasta arriba con mi hijo, pensaba que iba a ser cansado subir, pero cansa más verlas que realmente subirlas, ya que los peldaños son bajitos y se suben bien. Desde arriba se disfruta de unas vistas privilegiadas de toda la ciudad y del mismísimo monte Ararat, que asoma su pico por encima de las nubes…. Para mi las cascadas fueron un poco decepción porque cuando las visitamos las fuentes estaban apagadas….y tenían poca gracia….
En la zona de las cascadas también hay lugar para el arte: multitud de esculturas que a mi niño le encantaron, los autores entre ellos: Botero.

Vistas desde las cascadas de Yerevan
Estatuas en las Cascadas de Yerevan, Armenia

Aparte de todos estos sitios que visitamos en Ereván, la capital Armenia cuenta con muchos museos, entre ellos el museo la diáspora Armenia, que es el  más popular de todos, pero no lo visitamos porque nos imaginamos que el niño va a preguntar y entendemos se puede asustar.


Ajedrez gigante en Yerevan, Armenia

Uno de los sitios donde pasamos las tardes jugando fue en la Plaza del teatro Moscú, la preferida de mi hijo, por tener un gran ajedrez de fichas gigantes y una gran araña. Como cada día de vuelta al hotel, mi niño haría su actividad del día para a la vez que viaja aprende, mediante el dossier de viaje a Armenia: una guia del viaje para niños para que aprenda a la vez que viaja.

Desde Ereván comenzaríamos nuestras excursiones por Armenia en transporte público, en primer lugar visitamos  la ciudad sagrada de Echmiadzin.


2 comentarios: