Ir al contenido principal

GLACIAR PERITO MORENO DESDE PUERTO NATALES

En nuestro viaje por la Patagonia chilena decidimos ir un día de excursión desde Puerto Natales a visitar el glaciar Perito Moreno en Argentina. El viaje en furgoneta desde Puerto Natales hasta el parque nacional del Perito Moreno fue de una duración de unas cinco horas. No hay muchos kilómetros, pero el problema son las carreteras que hay tramos donde son de tierra. 




Por el camino pasamos por algún pueblecito totalmente aislado y alguna gasolinera sólo con un par de casas, aunque estábamos en otro país, seguíamos en el fin del mundo. El paisaje siempre llano, desierto sin árboles ni vegetación y un viento fortísimo.
Paramos antes de llegar un rato en Calafate. Calafate es una ciudad creada turísticamente para la base a los parques nacionales de glaciares, sólo tiene una calle principal nueva, llena de tiendas, restaurantes para turistas y hoteles. En calafate hacia sol y desde allí tardamos una hora más en llegar al glaciar Perito Moreno, el viaje desde allí se me hizo larguísimo y el glaciar se hizo desear. Según nos acercábamos al glaciar se empezó a nublar y comenzó a llover.
Nada más llegar al glaciar Perito Moreno y ante la incesante lluvia, nos montamos en el barco que te lleva a verlo de cerca. En el agua había restos de icebergs que flotaban con bonitos colores azulados. 

Glaciar desde el barco
Vistas glaciar Perito Moreno desde el barco

Hacía mucho frío y lluvia, pero había que permanecer en la cubierta del barco para disfrutar de las magnificas vistas.
Este glaciar se origina en el campo de hielo patagónico sur, tiene cinco kilómetros de longitud y una altura de 60 metros.

Después del paseo en barco nos acercamos a los miradores del glaciar, donde se ve también muy de cerca, no es imprescindible coger el barco para verlo bien. A los miradores le llaman el “balcón” y tiene muchas ramificaciones de escaleras arriba y abajo para observar bien el glaciar desde todos los ángulos. El glaciar es alucinante y enorme, mires por donde lo mires.

Glaciar visto desde los balcones

Hubo varios desprendimientos que causaron mucho estruendo, eso era un espectáculo para no olvidar, es una sensación inexplicable estar ahí delante. En las tres horas que estuvimos enfrente del Perito hubo como entre cinco y siete desprendimientos.
No paró de llover aparte de viento y frío, pero había que estar ahí delante contemplando al máximo. 

Glaciar y desprendimientos

Glaciar Perito Moreno desde los balcones

A la hora de retirarse, yo me retire temblando toda empapada y con signos de congelación en las manos, pero contenta porque había aguantado y había podido disfrutar del espectáculo de uno de los glaciares  más impresionantes del mundo.
Desde aquí volvimos a la ciudad de Puerto Natales en Chile.

Comentarios