Ir al contenido principal

SHIRAZ EN DOS DIAS: MEZQUITAS Y PALACIOS EN IRAN

Llegamos a Shiraz en avión desde la ciudad de Ahwaz, dedicamos dos días para ver esta ciudad, más un tercer día que lo destinaríamos para el tour  a las antiguas ciudades de Persépolis y Pasargada. 
Shiraz fue antigua capital de Irán en el año 1749, cuando se construyeron la mayoría de sus edificios históricos, entre ellos sus espectaculares mezquitas y palacios. Conocida como “la Atenas de Irán”, esta ciudad desde sus inicios fue un importante lugar de paso entre las capitales del antiguo imperio Persa: Susa y Persépolis.


Dada la larga historia que tiene esta ciudad hay bastantes atractivos para visitar. Shiraz es una ciudad manejable y la mayoría de sus atracciones turísticas se pueden visitar caminando. No es que Shiraz sea una ciudad que llame la atención en sí, no tiene un
casco histórico llamativo, pero los lugares históricos de visita obligada,  son sin duda de los más impresionantes que yo visité en todo mi viaje. 

Las atracciones turísticas de Shiraz se encuentran ubicados como en tres áreas, la primera de ellas lo constituye el casco histórico y sus alrededores que comprende el bazar Vakil,  la mezquita y los baños con el mismo nombre; que junto con la ciudadela conforma la zona del centro de la ciudad. Muy recomendable la zona para pasear, perderse entre bazares, heladerías, zonas peatonales y verdes donde se reúnen las familias los viernes para hacer el picnic familiar. 

Ciudadela en Shiraz

La fortaleza Karim khan Zand o la ciudadela, nos decepcionó un poco en su interior, ya que está prácticamente vacía, esta fortaleza formó parte de la corte real de la dinastía Zand queriendo aspirar en popularidad con la ciudad de Ispahan. 

La segunda parte para ver de la ciudad se encuentra cruzando los zocos y saliendo a la gran avenida de Loft Ali Khan, justo donde estábamos alojados nosotros. Por allí se encuentra la histórica escuela coránica o madraza Ye Khan y en los aledaños de esta larga avenida (Loft Ali Khan) se encuentran tres de los edificios más impresionantes de todo Irán: el Palacio de los espejos, el mausoleo: Aramgah-e Shah-e Cheragh y la Mezquita rosa.

Mezquita rosa en Shiraz

La Mezquita Nasir al Molk (también llamada la mezquita rosa) hay que visitarla por las mañanas a primera hora (9:00-11:00), ya que el atractivo de esta mezquita se encuentra en el juego de luces que se produce en el interior de su sala de oración cuando los rayos de sol penetran de forma oblicua a través de sus vidrieras de colores.  Este espectáculo es único y como tal, había mucha concentración de gente, (además que el espacio es pequeño.). La combinación de luces proyectada en sus pilares tallados y en su moqueta es tan exquisita que la gente no paraba de realizar auténticos reportajes fotográficos. Este complejo religioso data del siglo XIX y tiene más cosas que ver aparte de la sala de oración: hay un museo y un gran patio.

Mezquita Nasir al Molk en Shiraz


Aramgah-e Shah-e Cheragh: este mausoleo es el tercer lugar de peregrinación más importante del país, después de Mashhad y Qum. Aquí reposan los restos de uno de los doce imanes líderes de la rama separatista del islam chiita,  sus restos se encuentran en el edificio principal, que es el más vistoso, mientras que dos de sus hermanos también están enterrados en los otros edificios contiguos. Para entrar en este gran complejo sagrado hay que hacerlo por grupos y con un guía, (es gratuito), aunque al final te dejan moverte por tu cuenta. A los turistas sólo nos está permitido entrar en el complejo, no en la sala donde se encuentran las tumbas. Tampoco están permitidas las cámaras fotográficas aunque sí dejan sacar fotos con móviles. El complejo es bastante amplio, y la parte original del mausoleo data del siglo XII, aunque luego hay otra parte construida y ampliada más contemporánea.

Mausoleo Aramgah-e Shah-e Cheragh en Shiraz
Complejo Aramgah-e Shah-e Cheragh en Shiraz

Narenjestan palace: este coqueto y pequeño palacete es uno de los edificios históricos más bonitos de la ciudad. Fue construido y sirvió de residencia durante la dinastía Qajar (siglo XVI). Lo más llamativo es su fachada y su sala de los espejos, así también como sus otras habitaciones y gran techados del piso superior. En los sótanos se encuentra un pequeño museo junto con exhibiciones de arte hecho a mano. La estructura y distribución de este pequeño palacio parece un laberinto y mi hijo no paró de corretear de un lado para otro.

Narajestan Palace en Shiraz

Nos encantó este sitio tan acogedor, y siempre nos acordaremos de este palacio ya que nos marcó el viaje con una mala experiencia que finalmente acabó con un final feliz: A la salida del palacio y caída ya la noche, nos sentamos un rato en los jardines del palacio para disfrutar de su silencio, al estar todo oscuro cuando recogimos no nos dimos cuenta y la cámara de fotos se nos quedó olvidada en uno de los bancos. Esa misma noche cogíamos un bus nocturno a la ciudad de Kerman (a unos 570 kms de distancia) y no sería hasta allí a la mañana siguiente cuando quisimos sacar una foto cuando nos dimos cuenta de que nos habíamos dejado la cámara olvidada en el Naranjestan palace. Por suerte, y por la buena fe de los cuidadores del palacio que encontraron la cámara y nos la guardaron; y sobre todo gracias al hostel Golstan en Shiraz que se encargó de ir personalmente a recogerla y enviárnosla gratuitamente, pudimos recuperar la cámara de fotos.

Jardines en Narajestan palace en Shiraz

Por último, la tercera parte que visitar en Shiraz (y a la que se accede en taxi), se encuentra en los alrededores del río de la ciudad, donde se puede visitar la tumba del poeta Hafez y otro mausoleo de uno de los sobrinos de los doce imanes líderes de la rama del islam chiita.

Como siempre en nuestro viaje, mi hijo estuvo atento a todo lo que visitábamos y pudo completar su dossier de viaje a Irán, para que mientras viaja, aprende y le sirva para el cole.

Desde Shiraz contratamos el tour más importante de todo nuestro viaje: visita a las antiguas ciudades de Persépolis y Pasargada.

Comentarios

  1. Me gusta mucho la arquitectura de esta ciudad.¿Qué tal se come en este país?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Sofia, es una de las ciudades más bonitas. En Irán se come genial, la comida en general es muy sana, se parece a la dieta mediterránea.

      Eliminar

Publicar un comentario