Ir al contenido principal

OPORTO EN UN FIN DE SEMANA

FECHAS DE VIAJE: Septiembre de 2008.
COMO LLEGÉ: En avión con Ryanair desde Madrid. 60 euros el billete ida y vuelta.
CON QUIEN VIAJÉ: Con mi marido.
METEOROLOGÍA: Lluvia torrencial a la llegada. Soleada el resto de días. Entre 15 y 25º.
SITIOS VISITADOS: Oporto.
EN QUE SITIOS ME HE QUEDADO:
En Oporto en el hotel Pedra antigua en el centro. Era un hotel muy elegante, la habitación tenía un baño sólo separado con mamparas transparentes y tenía una pared de roca natural, un hotel muy recomendable. Nos costó unos 60 euros la habitación doble por noche.

Vista parcial de la ciudad histórica de Oporto

El avión nos dejó en medio de la pista del aeropuerto de Oporto y justo cuando aterrizamos estaba cayendo una lluvia torrencial acompañada de fuerte viento. Recorrer la pista del aeropuerto hasta la terminal fue calarme entera, iba con zapatos tipo francesitas y me según pisaba me salía el agua a borbotones. Llegué al hotel en metro y allí estaba esperando mi marido que había llegado un día antes a la ciudad por su congreso, al llegar yo me tuve que ir directa al hotel a cambiarme entera de ropa.

Atardecer en Oporto

Ese día fue duro para los paraguas, ya que cuando la lluvia y el fuerte viento se calmaron, salimos a pasear por la ciudad y el panorama era desolador: ni un sólo paraguas había salido sano y salvo de aquella lluvia y viento torrencial, en la calle todo eran paraguas partidos por los suelos. 
Oporto es una ciudad pequeña y muy manejable que se visita cómodamente caminando.

Calles de Oporto

La ciudad de Oporto es bonita, e ideal para visitar en un fin de semana. La ciudad me sorprendió para bien, y en ciertos aspectos me recordó mucho a Galicia, me imagino sobre todo por su proximidad.

La ciudad tiene bastantes cosillas para visitar, los edificios de la ciudad tienen un aire muy barroco y las callejuelas del casco histórico suben y bajan. La ciudad está un poco sucia y no todos los edificios están restaurados, se nota que poco a poco los van restaurando.

Entre lo que más llama la atención de la ciudad son sus numerosas y bonitas iglesias. Caminando por el casco histórico te las vas encontrando a cada esquina. Oporto es una ciudad que se digna a tener una buena ruta de iglesias a la que le puedes dedicar gran parte de la jornada. 


Calle de Oporto

Iglesia en Oporto

La iglesia más importante de Oporto, pero no la más bonita para mi gusto, es la Catedral de la Se. De apariencia un tanto austera, el exterior de esta catedral a simple vista se reconoce de inmediato que es una mezcla de estilos que han ido completando sus reconstrucciones a partir del S XII cuando fue construida. Actualmente la mayor parte es barroca combinando con su fachada románica y su interior gótico. El interior le hace mucho mas justicia de catedral que el exterior. 
Esta catedral se construyó junto con las antiguas murallas que rodeaban la antigua ciudad y actualmente todavía se pueden observar en el exterior gruesos muros restos de antigua fortaleza.


Catedral de Oporto


Antiguas murallas de Oporto


Otra de las iglesias que visitamos de las más importante de la ciudad y más vistosa que la catedral es la iglesia y la Torre de los Clérigos. Esta iglesia tiene una atractiva torre de 76 metros y es uno de los emblemas de la ciudad. Este conjunto monumental data del Siglo XVIII. 
Siguiendo con la ruta de las iglesias nos encontramos con la iglesia de San Francisco de origen románico reconstruida en gótico y  en  barroco. 

Monasterio y torre de los Clerigos

Mis iglesias preferidas de la ciudad son un par de ellas de fachada revestida con azulejos azules, me llamaron mucho la atención por su originalidad y porque son las típicas iglesias de Portugal. Como digo hay varias en la ciudad y una de ellas es la iglesia de San Antonio, una iglesia pequeñita pero muy mona y con mucho encanto.

Otras pequeñas iglesias tipicas de Portugal

Una vez terminada la ruta por las iglesias, la plaza de la libertad es el centro neurálgico de la ciudad y el nexo de unión entre la ciudad nueva y la ciudad histórica. Muy cerca de esta plaza nos encontramos con el Ayuntamiento un edificio muy llamativo y de estilo modernista.
Caminando por la rua Santa Catarina que es la calle peatonal principal de la ciudad, no me asombra la cantidad de comercios y restaurantes a su alrededor, zona de compras y paseo. 

El paseo por la ciudad no será completo si no te pierdes paseando entre sus callejones y disfrutar sobre todo de sus pequeñas iglesias y plazas. 

Plaza de la Libertad

Placita en casco histórico de Oporto

Cambiando de zona, pasamos a la zona de la Ribeira. Los ríos siempre dan mucha vida a las ciudades. En esta ocasión, aparte de estar ubicado entre un bonito barrio rivereño por donde es una delicia pasear, el río Duero goza de unas coloridas y decoradas fachadas a sus alrededores que atraen mucho la atención de los visitantes.


Casitas en la Ribeira
Decorativas fachadas en el barrio de la Riveira Oporto

Hay  varios puentes por los cuales se cruza de una orilla a otra y desde ellos se puede disfrutar de una gran vista de la ciudad y por supuesto del rio Duero. El puente que cruza desde la parte más histórica de la ciudad corresponde al puente de Luis I.
Caminando por uno de esos nuevos puentes, llegamos a Vila Nova de Gaia, la parte al otro lado del Duero, que curiosamente ya no corresponde a Oporto, sino que se trata de otra ciudad Portuguesa. 


Paseando por la ribera del Duero en Oporto


Rio Duero con ambas orillas


Vistas de Nova Villa de Gaia

Durante nuestra estancia en Oporto coincidimos por pura casualidad con la Race Air de Redbull. La escena fue en la ribera el río Duero donde pilotos de avionetas experimentados surcaron obstáculos a lo largo del río. 
También hubo una exhibición de aviones cazas haciendo dibujos en el aire de colores, muy bonito. La verdad es que encontrarnos este espectáculo de casualidad allí fue un puntazo en nuestro viaje, la zona de la Ribeira estaba súper animada.


Espectaculo Air race redbull en los cielos de Oporto

Vista nocturna del rio Duero en Oporto

Quedé muy contenta de mi visita a Oporto, Es una ciudad muy cercana y que sorprende, pero sobre todo lo mejor es que se puede visitar en un fin de semana.

Coste aproximado del viaje todo incluido por persona: 160 euros.

FOTOS DE PORTUGAL

Comentarios

  1. Me encanta esta ciudad! es posible que la visitemos dentro de poco con la niña ya que Eva tampoco la conoce y está cerquita... Yo sólo pude pasar un día por allí y me quedé con ganas de más.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, Victor, a mi me sorprendio para bien, lo que no tuve tiempo fue para visitar los alrededores.

    ResponderEliminar
  3. ¡peazo río!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Es el rio Duero!! aunque más ancho que a su paso por Castilla Y Leon

    ResponderEliminar
  5. El pasado puente de diciembre decidí viajar a Oporto con mi mujer, ya conocíamos Lisboa, Sintra, Estoril… y la verdad es que fue un viaje muy interesante por lo cual optamos por repetir en Portugal.

    Coincido con Overseas, la ciudad de Oporto es muy bonita, es ideal para visitar en un fin de semana. La ciudad, al igual que en su día me ocurrió con Lisboa, me sorprendió para bien, especialmente sus numerosas y bonitas iglesias, a mí personalmente me dejo perplejo la Iglesia de San Francisco, y por supuesto pasear por la zona de la Ribeira con el mítico puente de Luis I y como no conocer las famosas bodegas de vino de la ciudad.

    Os recomiendo, si disponéis de un poco más de tiempo una escapada a Guimarães, esta ciudad de 50.000 habitantes es la cuna de Portugal y además es Patrimonio de la Humanidad.

    Además es muy sencillo y económico. Por 2 euros (ida y vuelta) puedes salir cada hora desde la estación de trenes de San Bento (Oporto), estación muy céntrica y cómoda, asimismo la propia estación es un monumento muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio, no sabia que habías estado en Oporto, me alegro que te gustase como a mi. Respecto a Guimaraes he leído algo sobre esa ciudad y por las fotos también parece muy atractiva. Lo que no sabia es que se situaba tan cerca de Oporto y que es de tal fácil acceso, por supuesto, asignatura pendiente para cuando vuelva a Portugal. Un saludo!!

      Eliminar
  6. Por debajo de la muralla hay una vía de tren??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hector, probablemente seria una especie de montacargas de la época, que hoy en día ya no esta en funcionamiento. saludos!

      Eliminar
  7. Para un fin de semana....no se me había ocurrido...podría ser una buena opción, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que lo es Montse. Es una ciudad que por su tamaño e interes se puede cubrir perfectamente en un fin de semana, aunque claro...si se quiere profundizar como siempre se necesita más tiempo. Lo mismo si se quiere visitar los alrededores. saludos y gracias!

      Eliminar
  8. Oporto...para mí una ciudad muy conocida, a poco más de una hora de Vigo donde viví unos 10 años. He estado muchas veces en Oporto y siempre me he encontrado como en casa, la gente es muy amable y la ciudad tiene ese "aire decadente" con su tranvía, que te hace retroceder unos cuantos años atrás. La ciudad parece que vive pegada al río y a sus puentes. Una ciudad que como comentas se puede visitar y ver al completo en un Fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel! De hecho una de mis impresiones sobre Oporto fue la de su parecido con la ciudad de Vigo, aparte de la cercanía en kms la cercanía de la gente como dices, los potugueses son encantadores. saludos!

      Eliminar

Publicar un comentario