Ir al contenido principal

NIS, LA TORRE DE LAS CALAVERAS EN SERBIA

Llegamos a Nis desde Novi Pazar en coche parando en el parque nacional de Kopoanik, donde había caído una gran nevada y tuvimos hasta que ponerle las cadenas al coche. Los 170 kms que separan a estas dos ciudades tardamos 5 horas debido a este motivo. Todo el sur de Serbia estaba nevado y durante nuestro trayecto disfrutamos de unos preciosos paisajes de estampa típica lapona. 
Nis es una ciudad muy poco turística, y los pocos turistas que pasan por aquí lo hacen, como nosotros, atraídos por visitar Cele Kula o “Torre de las calaveras”

Torre de las Calaveras de Nis

Dormimos dos noches en Nis y dedicamos un día entero a la visita a esta ciudad. Dentro de Nis nos movimos en coche y caminando.
Nis es la tercera ciudad más grande de Serbia. En su origen fue asentamiento prerromano y cuenta con una larga historia de ocupación otomana. Hoy en día es una ciudad con ambiente muy europeo donde se conservan reminiscencias otomanas guardando la esencia de los Balcanes y considerándose una de las puertas entre oriente y occidente 

Lo primero que visitamos en Nis fue la Torre de las calaveras: está retirada del centro de la ciudad y fuimos en coche, aunque también se puede acceder en transporte público. Esta torre de calaveras rememora la historia de los rebeldes serbios que se levantaron contra la ocupación otomana en el batalla de Cegar, en el siglo XIX. Ante esta rebelión los otomanos (aunque saliendo vencedores), perdieron gran cantidad de hombres, por lo que para asegurarse de que no se repitiese una rebelión así, cortaron las cabezas de los rebeldes e hicieron una torre con sus calaveras para que fuese visible desde lejos y causar el terror de sus sublevados.  En  un principio había casi 1000 calaveras, hoy en dia se conservan 58. Al paso del tiempo y tras la retirada otomana esta torre se fue convirtiendo en un memorial de guerra y terminó construyéndose una iglesia alrededor cerrando la torre hasta llegar a convertirse en uno de los lugares más importantes de peregrinación serbia. 
Mi hijo quedó encantado con esta historia, le encantó la visita y fue de las cosas que más le impactó del viaje.

Iglesia Torre Calaveras en Nis

Torre de las Calaveras en Nis

No lejos de la torre de las calaveras nos acercamos también en coche a un lugar arqueológico llamado Mediana que contiene las ruinas de un antiguo palacio romano pero estaba cerrado en invierno por estar a la intemperie. 

Después nos fuimos a la fortaleza  de Nis. La fortaleza de Nis es en realidad un gran parque arqueológico y un gran lugar para pasear y de recreo para las habitantes de esta ciudad. Esta fortaleza de origen turco del siglo XVIII conserva en su interior reminiscencias otomanas como una mezquita del siglo XVI, baños y alguna otra ruina histórica. Nosotros aprovechamos nuestra visita para jugar con la nieve.
Por último visitamos el centro de la ciudad, sus calles peatonales con decoración navideña y la catedral de estilos varios: bizantino oriental y románico occidental con bellas pinturas interiores de gran colorido. 

Fortaleza de Nis en Serbia

Parque arqueológico de Nis Serbia

Interior catedral de Nis Serbia

Desde Nis nuestra siguiente ciudad sería al norte: la ciudad de Novi Sad, pero por el camino hicimos una parada en Smederevo y su gran fortaleza. Esta fortaleza a las orillas del Danubio y de origen Otomano del siglo XV, se encuentra aún en tareas de rehabilitación. Parte de sus paredes están siendo reconstruidas con espuma de poliestireno, simulando gruesas paredes, es además insegura para niños y la tienen bastante descuidada.

Fortaleza de Smederevo en Serbia

Al final de cada jornada en el hotel mi hijo haría la actividad correspondiente de su mini guía de viaje a Serbia, para que mientras viaja, aprenda. 
Si quieres ver todas las mini guías de viaje para niños por el mundo pincha aquí.

Nuestro próximo destino donde celebraríamos el año nuevo seria la ciudad revelación en Serbia y ciudad de la cultura Europea en 2021  la ciudad de Novi Sad.

FOTOS DE NIS

Sígueme en redes:
Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en por RSS

Comentarios

  1. No había oido hablar nunca de esta ciudad. Muy interesante, un poco tétrico lo de las calaveras.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Claro Sofía era invierno y había nevado. Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario